domingo, mayo 23, 2010

Diferencias


Las señales entre las personas son un flujo constante de interacciones y comunicaciones implícitas. Es importante conocerlas y entenderlas para poder tener una relación adecuada con los otros.

Las mujeres, estas señales las reciben de forma directa. Las entienden y comprenden, sin embargo hacen como si no las entendieran cuando no son de su agrado. Sabemos que el silencio es falta de interés o que claramente no desean hablar con nosotros, y sin embargo buscamos los recovecos que nos permitan pensar algo diferente, las explicaciones que nos den esperanzas o no nos hagan tanto daño.

Los hombres, simplemente NO entienden las señales que se les envían. Podemos hacer mil y una cosas para que sea más evidente. Pero ni caso, simplemente no entienden. Incluso, muchas veces aunque les digamos las cosas explicitamente no nos van a entender. "No me gusta esa música" Y siguen hablando de esa música, o tocando temas esperando tu aprobación. Nos podemos arrancar agachadas y corriendo por toda una disco, pero ellos nos siguen, dando vueltas por todos lados hasta lograr alcanzarnos.

Habrá que hablar claro...



3 comentarios:

Gabu dijo...

Hay que hablar claro con ellos (por muy dificil que paresca!) y ser más sinceras con nosotras mismas. Nadie nos salva del daño, ni siquiera nuestros autoengaños que vivimos utilizando para hacernos mas faciles las cosas de la vida.

Sinceridad con una y con los demás... iwal de difícil digo yo.

Por otro lado, de que hay diferencias las hay. Y ahora que estoy dentro de la mente de un par de hombres, en caso estrictamente profesional, creeme... las diferencias son abismantes, pero por temas de razonamiento no por empatía... demosles el beneficio de la duda al menos.

La Fox dijo...

Yo no creo que no entiendan, el tema es que sencillamente tienen desarrollada una capacidad de desentenderse de las cosas que nosotras no tenemos ni tendremos jamas...

verelogia dijo...

No sé si sea solo eso de desentenderse. De verdad es como si no entendieran. No entienden cuando uno les demuestra desinterés, fomedad, aburrimiento, ganas de que se vayan o de matarlos...